Bienvenido a Laboratorio Primagen

PRIMAGEN
Diagnósticos Genéticos

  Inicio 

 Quienes Somos 

 Contacto 

 Publicaciones 

 Genetica Humana

Flecha Consulta y asesoramiento
Flecha Diagnósticos prenatales
Flecha Citogenética
Flecha Diagnósticos moleculares


 Genetica Forense

Flecha Filiacíon
Flecha Criminalistica


 Genetica Animal


Banco de ADN


Genetistas instan a crear un banco de ADN de criminales


Asimismo, las cantidades mínimas de muestras necesarias para obtener perfiles individuales de ADN y sus múltiples localizaciones posibles (sangre, semen, saliva y pelo, entre otras), prácticamente imposibilitan que, tras un hecho delictivo, el criminal huya "sin dejar rastro".

Sin embargo, y sin que se conozca una razón de peso, han naufragado en el Congreso todos los proyectos que durante los últimos años apuntaban a que existiera una legislación que permitiera crear un banco nacional de datos de ADN de violadores y criminales violentos. Es más: la mayoría ya caducó por falta de tratamiento.

Según Daniel Corach, presidente de la Sociedad Argentina de Genética Forense, la creación de este tipo de banco facilitaría las investigaciones judiciales, porque "al comparar el ADN de las evidencias biológicas halladas en la escena del crimen con la lista de perfiles de ADN del banco de datos, se podría identificar fácilmente al criminal".

Por su parte, Primarosa Chieri, presidenta del centro de diagnóstico genético Primagen, explicó a LA NACION que la importancia de crear este banco radica en el hecho de que "la mayoría de los violadores y criminales violentos son reincidentes; la reiteración de sus delitos es prácticamente instintiva", dijo a LA NACION.

Actualmente, existen en el país alrededor de 30 laboratorios, entre privados y oficiales, que realizan identificaciones de ADN. Según Corach "habría que unificar las pruebas genéticas de todos esos laboratorios en un banco nacional de ADN que garantizara la privacidad de los datos y cuyo acceso estuviera restringido a las autoridades judiciales".

Proyectos estancados

En mayo de 2004, el entonces ministro de Justicia Gustavo Beliz creó, mediante la resolución 415 de la cartera a su cargo, el Registro de Huellas Digitales Genéticas, en el que se almacenarían datos de personas acusadas de distintos delitos y los obtenidos en escenas de crímenes, para utilizar como herramientas en investigaciones criminales.

El Banco Nacional de Datos Genéticos del hospital Durand debía trabajar en conjunto con ese registro, pero, según su directora, Ana Di Lonardo, "el registro se creó, pero nunca funcionó. Es una lástima que desde el Estado no se haya hecho nada", opinó.

En los últimos años, algunos legisladores presentaron proyectos de ley que planteaban la creación de un banco genético nacional de violadores y criminales violentos, pero ninguno de ellos prosperó.

El senador Miguel Angel Pichetto, presidente del bloque Justicialista, presentó en 1998, y luego en cuatro oportunidades más, un proyecto de ley que proponía crear un registro especial para delitos de carácter sexual, en el que planteaba la creación de un banco genético nacional de violadores, pero el proyecto se estancó en discusiones de comisión y caducó en 2004.

En octubre de ese mismo año, las denominadas Madres del Dolor, cuyos hijos murieron en hechos violentos, se reunieron con el ministro del Interior, Aníbal Fernández, quien se comprometió a elaborar en 2005 un banco de datos de ADN de criminales con acceso limitado a la Justicia. Pero "ya pasó más de un año y no hubo ninguna novedad", informó la presidenta de la Asociación de Víctimas de Violación (Avivi), María Elena Leuzzi, indignada.

Otro de los proyectos de ley que contempla la creación del Registro de Identificación Genética de Abusadores Sexuales (Rigas) fue presentado por la diputada Nora Chiaccio, del Peronismo Federal, en 2001, 2003 y 2005? y aún aguarda su tratamiento en Diputados.

"Por ahora sólo han habido buenas intenciones, pero nada concreto", se lamentó Chieri, quien añadió: "Tenemos la herramienta para evitar el crimen. Sólo hace falta que las autoridades hagan algo al respecto".

Ejemplos en el exterior

En Inglaterra, el Forensic Science Service (FSS) contribuyó, en 1995, con la creación del National DNA Databank, en el que se almacena la información genética de cualquier sospechoso que es arrestado y, si al ser comparada con crímenes no resueltos no arroja ningún resultado, se la elimina de la base de datos.

Gracias a este registro, el FSS logró atrapar, por ejemplo, a Stephen Snowden, que fue arrestado en enero de 2000 por robar una botella de whisky, y cuya huella genética de saliva lo relacionó con una agresión sexual sin resolver. En 1998 se creó en los Estados Unidos el Combined DNA Index System (Codis), que almacena los datos genéticos de todos los delincuentes peligrosos arrestados. Y a partir de éste se logró no sólo capturar a criminales, sino además, liberar a 110 convictos encarcelados injustamente.

OPINION

Es muy alta la reincidencia
Por Daniel Corach
Para La Nación

Actualmente, se dispone de una batería de marcadores genéticos que permiten la identificación de individuos en forma precisa y reproducible. El empleo de estos marcadores permite correlacionar el perfil genético obtenido a partir del material biológico de una evidencia con aquel proveniente de un sospechoso. Si la coincidencia del perfil genético es completa, la probabilidad de que el sospechoso sea el emisor de la muestra biológica es extremadamente alta.

Este es el principio que subyace en las bases de datos genéticos de evidencias y criminales, organizadas a nivel nacional en varios países y que representan una poderosa herramienta para luchar contra el crimen y promover condiciones de vida más segura a la población.

¿Por qué son importantes estas bases de datos? La efectividad de estos sistemas reside en que el porcentaje de criminales violentos que reinciden en sus delitos es muy alto; evaluaciones estadísticas realizadas en los Estados Unidos demostraron que, antes de los tres años de haber sido liberado, aproximadamente el 60 por ciento de los criminales violentos condenados y recluidos por sus delitos reincidían, perpetrando crímenes similares.
(#) El autor es presidente de la Sociedad Argentina de Genética Forense - SAGF.

OPINION

El aspecto biológico del psicópata
Por Primarosa Chieri
Para La Nación

El comportamiento destructivo de los individuos con personalidad psicopática y antisocial está basado en factores biológicos, psicológicos y sociales.

Quiero, como genetista, destacar particularmente el aspecto biológico de los comportamientos delictivos y su reincidencia porque, a mi manera de ver, allí reside el justificativo de la creación de un banco de datos de ADN de criminales.

Desde un punto de vista evolutivo, el cerebro humano estaría formado por múltiples estructuras (algo así como la superposición de varios cerebros distintos). El cerebro primitivo, tal como el de un reptil, dirige los mecanismos básicos de la reproducción y conservación de la especie. El cerebro de los seres vivos de sangre caliente, los mamíferos superiores y el hombre han adquirido, con el tiempo, módulos cada vez más complejos que dieron lugar a la afectividad, emotividad y conciencia, a partir de la formación de una fina película que recubre nuestro cerebro, llamada corteza cerebral.

En los psicópatas, la química de su cerebro humano, que es en parte producto del accionar génico (heredado), se encuentra alterada, ya que sus genes están alterados. Generalmente, esto se debe a que han heredado los mismos genes mutados de algún ancestro que ha delinquido, matado o violado a sangre fría, como una serpiente.

En estos individuos parecería funcionar, de manera arcaica en su mayor parte, el cerebro de una serpiente.

Los psicópatas, que en general no carecen de inteligencia, pueden, en apariencia, amar y tener compasión, pero finalmente son incapaces de ello; carecen de remordimientos, tienen severos trastornos en el control de sus impulsos, no tienen miedo, no temen al castigo y aparentan modificarse con el aprendizaje, pero, en realidad, no aprenden.

Estos criminales psicópatas no pueden ni deben ser considerados inimputables, pues tienen conciencia de sus acciones y saben lo que la ley y la sociedad dictamina como correcto o incorrecto. Pero no lo vivencian como el resto de las personas, porque su afectividad está alterada.

¿Acaso se puede corregir en el ambiente carcelario toda esta distorsión anatómica y química presente en estos cerebros?

Si el precio para que estos crímenes disminuyan es la pérdida de un poco de privacidad biológica a partir de un banco de ADN identificatorio, personalmente, acepto el desafío.
(#) La autora es miembro de la Sociedad Argentina de Genética Forense (SAGF).

La presente nota fue publicada por La Nación el martes 17 de enero de 2006 - www.lanacion.com



  Inicio 

 Quienes Somos 

 Contacto 

 Publicaciones 


Última actualización:22/October/2017
URL: http://www.primagen.com.ar
El nombre y el logotipo de Laboratorio primagen son marcas registradas. Todos los derechos reservados.
Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización previa por escrito